dijous, 3 de maig de 2012

La rebelión de los productos del Azud.


La mayoría de las imágenes son de 'Consume hasta morir'  (Ecologistas en Acción)



Nuestra pasarela (Junio de 2011)


Las personas, al menos las que tenemos dinero para ello solemos depender de los medicamentos, ya que nos medicamos para un simple resfriado que puede curarse de forma natural, además no solemos hacer caso a los consejos de los médicos de no automedicarnos. "Lea las instrucciones de este medicamento y consulta al farmaceutico"
Soy un teléfono móvil, incluyo más de 400 componentes, de éstos, la mayoría, son plásticos y metales. Al margen del cobre, tengo hierro, níquel, zinc, plomo, sodio, paladio, berilio, plata y sus compuestos. Pero también tengo coltán, el 80% de las reservas mundiales de coltán se encuentra en el Congo, donde 10.000 mineros lo extraen de la arcilla que recolectan en condiciones infrahumanas. En la zona donde está el coltán hay conflictos bélicos por el control de las minas. De todos modos, los humanos que me utilizan no saben esta historia. Se necesitan 75 kilogramos de material para fabricarme, ¡teniendo en cuenta lo poco que peso es mucha materia prima!. Mi vida útil es muy larga, pero me cambian cada poco tiempo por compañeros más modernos. Me llevan todas partes, siempre están pendientes de mí. En mi opinión, no se puede vivir sin mi. ¿Tú qué piensas?
Soy una muñeca fabricada por la compañía estadounidense Mattel. Fuí creada por Ruth Handler, esposa de Elliott Handler, cofundador de la empresa Mattel. Soy la muñeca más conocida del mundo. Pero presento algunos problemas. Promuevo una idea poco realista de la imagen corporal de una mujer joven, que conlleva un riesgo... las niñas que tratan de imitarme se vuelven anoréxicas. También han aparecido comentarios en los medios de comunicación afirmando que el vinilo resistente utilizado para fabricarme puede contener fugas de sustancias químicas tóxicas, causando peligro para las niñas que juegan conmigo. ¿Quieres una Barbie?
Soy la leche. Yo salgo de la vaca, se ordeña, en mi caso, con máquinas, porque soy de una vaca de ganadería intesiva. Mi leche se envasa en tetra-brick, sé que es más contaminante que otros envases, mis amigas me han comentado que antes la leche se vendía en botellas de vídrio retornables. Los humanos me utilizan para consumo, ellos empiezan a consumir leche desde que nacen, y que en la lactancia consumen la leche de sus madres. Me han dicho que es el mejor alimento, porque la leche humana tiene más de 200 componentes que son muy beneficiosos para el desarrollo de los humanos.
Soy el colacao. Soy una marca comercial de chocolate en polvo creada por la empresa española Grupo Nutrexpa en 1946. Estoy hecho de cacao en polvo. Salgo del fruto del árbol del cacao, que tuvo su origen en México. Soy el colacao, ahora soy famoso, me publicitaron en los 50 con la canción del negrito: Yo soy aquel negrito del África tropical, que cultivando cantaba la canción del Cola Cao. Es el Cola Cao desayuno y merienda. Es el Cola Cao desayuno y merienda ideal. ¡Cola Cao, Cola Cao!
Soy una galleta. Yo soy una mezcla de harina, mantequilla, azúcar y huevos. Puedo tener más ingredientes, chocolate, frutos secos, incluso conservantes. Por lo que puedo ser de muchos tipos, y si no soy casera, venir envasada de muchas maneras. Tú decides.
Soy una loción que evita o disminuye las quemaduras debidas a la exposición al sol. Estoy formada, entre otros ingredientes, por un metal que hace reflejar la radiación solar.
Soy una crema que se pone después de la exposición al sol para hidratar o aliviar quemaduras que puede haber producido una exposición excesiva al sol. Puedo ser me muchos tipos. Puedo estar compuesta por algunos líquidos como el propilenglicol y ácidos como el EDTA. Pero también puedo ser natural, y estar compuesta de la pulpa de la planta Aloe vera.
Somos Cds. En 1981, científicos japoneses nos inventaron. Nos tienen que hacer en entornos ultralimpios, cualquier partícula de polvo puede dañar nuestro proceso. Somos copias de un disco original de cristal, el disco se aplica en una máquina donde nos ponen una capa de metal, después una capa fina de Níquel y Valario. Nos introducen en una solución química durante setenta minutos. Y después nos dan forma, lo que sobra se recicla. Nos fabrican con un plástico especial llamado policarbonato. Al día, en la fábrica, salen unos 10.000 discos como nosotros.
Somos vinilos. El núcleo de mi disco está hecho de aluminio, al principio de la textura tiene forma granulosa, pero se lija y se pone lisa. Mi color negro es laca negra, unos rodillos con rasqueta eliminan lo sobrante para reciclarlo, la laca empieza a secarse rápidamente y el disco se pone duro. Hay personas que están en la fábrica viendo si tenemos algún defecto para reciclarnos, los masters buenos se protegen con un borde de plástico para que no se rallen. Nos puedes poner en una máquina llamada lectora para que se grave encima del disco.

Tengo origen en la India, soy una solanacea. Mi fruto es largo y de piel morada, algunas vamos de negro, como yo, porque cuando tardan en recogerme me pongo de color negro. Pero si me recoges antes de tiempo estoy morada. El lugar donde me plantan se llama “berenjenal”, y a mí, me han recogido después de tiempo, y así me he quedado, así de negra. Yo procedo de agricultura intensiva, me han tratado con plaguicidas y fertilizantes, me gustaría ser de agricultura biológica, más natural, más sabrosa. Soy el acondicionador de cabello. Existo desde hace mucho tiempo, pero comercializado sólo desde hace unos cincuenta años. Puedo estar hecho de ingredientes naturales, o no, por lo que utilizándome, si no soy natural se pueden perder alrededor de 50 a 100 cabellos por día. Algunos compuestos químicos que puedo contener e influyen en la pérdida del cabello son el sulfato de sodio y propilenglicol, que se absorben a través de la piel. Pero también me pueden hacer con ingredientes naturales, y soy igual de eficiente. ¿Tú qué prefieres?

En Estados Unidos, cada persona consume al año 340 compañeras nuestras. Nuestra vida comienza en forma de un mineral rojizo llamado bauxita, se extrae de Australia, Brasil, Jamaica y otros lugares de clima tropical. Con la extracción de bauxita desplazamos a pueblos enteros y animales nativos, además de provocar la tala de árboles. La bauxita se transporta a otros sitios, donde se lava, se pulveriza, se mezcla con sosa caústica, se calienta, se precipita y se filtra, se filtra, hasta que sólo queda aproximadamente la mitad del peso que tenía el mineral original convertido ahora en cristales de óxido que se transportan a fundiciones. Fundir el aluminio que nos compone requiere más energía que el procesamiento de cualquier otro metal en la tierra. Después de varios procesos más, a nosotras, las latas, nos lavan, nos secan, nos imprimen, nos pintan con la marca y la información del producto, nos laquean, nos revisten por dentro con una capa de anticorrosivo, y por último nos llenan con una bebida. Para que nuestro contenido se consuma en cuestión de minutos y nos tiréis a la basura en cuestión de segundos. ¿Qué te parezco ahora que sabes mi historia?


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada